12 septiembre 2006

Una (posible) historia del 11-S


A través del blog de Manning conecto con dos historias que bien podrían ser reales como la Vida --y la Muerte-- misma.

Se trata de una historia de acá y otra de allá.

Ahora ya es 12 de septiembre pero para los miles de protagonistas de historias que, como éstas o parecidas o no, surgieron aquél 11-S fruto del odio de unos que dicen 'hablar en nombre de la Paz' --que cercanas y dolorosas nos retumban en los oidos estas palabras por culpa de unos que gastan txapela en vez de turbante-- mi pésame no conoce calendarios.

Descansen en Paz.

5 comentarios:

spike_mandrake dijo...

La verdad, la verdad. Saber la verdad es tan difícil hoy en día, cuando se mezclan tantos intereses. Los estadounidenses buscan petroleo, los musulmanes imponer su religión, la mayor parte de la gente quiere vivir en paz, pero sólo la gente sensata se plantea luchar para lograrlo.
El 11 de Septiembre de 2001 sirvió de excusa a los estadounidenses para intervenir militarmente en donde quisieran, y sirvió a los musulmanes para demostrar que su modo tradicional de expandir su relgión (la violencia) sigue estando vigente.
Hay que medir bien a quién se apoya y cuando se le apoya: me gusta que los norteamericanos ataquen a los musulmanes, pero sé que no lo hacen por defender la libertad o la justicia. Sé que lo hacen por petroleo. Pero de momento, odio más al Islam.

Maya dijo...

Jolín con los enlaces... Me han hecho llorar...

Tienes razón, el pésame no conoce calendarios. Poco más tengo que añadir sino lo que repetí ayer en varios foros: los que quedamos tenemos la obligación de honrar la memoria de los que se fueron, y la única forma de hacerlo es evitar que vuelva a repetirse otro 11-S.

frid dijo...

Cerrajero: he visto tu comentario en mi blog y ¡es grande! buena ocurrencia.. y ójala que no haya más prisa. Brindo con champán.

frid dijo...

Con respecto al 11-S, ellos descansan en paz, pero forman parte de esa multitud que en el Apocalipsis de San Juan pide continuamente a Dios justicia, aunque Él espere, no les hace callar.

Geshcann dijo...

Tienes toda la razón. Lo único que diferencia a los terroristas de la txapela de los terroristas del turbante es precisamente eso, el tocado. Saludos!!