20 marzo 2007

El socorrido maletín de Pepino Blando

'En efeto, si dominas la manipulación desde su conceto todo es pefeto'
(Pepino Blando. Sus labores).

Al principio la Expaña de Rodríguez el Traidor era una carreta tirada por bueyes, cabestros, burros, muchos borregos y algún que otro cabrito. Como son adictos a la Ley del Mínimo Esfuerzo, todos se subieron al techo de la carreta y ésta se paró, así que el consejo de sabios del presidente 'por accidente' tuvo una de sus originales ideas: 'ya sabemos que hacer para que se mueva la carreta sin esfuerzo, tirémonos cuesta abajo'.

Los sagaces lectores de este blog no dejarán de observar que el esfuerzo intelectual fue de tal envergadura que hasta Rodríguez el Traidor se agotó con el esfuerzo de otros --le suele ocurrir a este personaje que ya nació cansado-- y se echó a dormir, a presupuesto suelto, para soñar con la Conquista Antifacha Bolchevique de la República Onanista Nazional-sociali$ta, es decir, un sueño muy CABRON xD

Los que iban dentro de la carreta --mayormente no eran tontos, aunque con algunos se necesitaba un especialista para distinguirlo-- se dieron cuenta de que lanzados cuesta abajo y con el conductor roncando, el resultado final no podía ser otro que acabar visualizando el mapa completo de las estrellas del Universo. Así que empezaron a manifestar su descontento.

Para llamar más la atención y demostrar la unión del grupo que estaba recluido en la carreta, recurrieron a todo lo que tenían a mano, incluso a agitar unas telas rojas y amarillas --que estaban guardadas bajo llave-- en un arcón del falso suelo.

Algunos incluso tarareaban un himno sin letra y lo hacían tal alto que el Roncador de La Moncloa se despertó durante unos instantes, los suficientes para gritar: 'Pepino, abre el maletín y prepara alguna de tus cortinas de humo a ver si se callan los de abajo'.

Y Pepino Blando abrió su maletín diligentemente --diligentemente por lo de la diligencia en la que iba montado, no porque fuera hábil en la manufacturación de su cometido, que ya sabemos que no es capaz ni de acabar la carrera de Derecho, esa que empezó hace treinta años-- y gritó angustiado: 'Líder preclaro, se me ha acabado todo lo que tenía y sólo me queda un poco de papel para limpiarme la boca después de cada discurso y un trozo de periódico'.

'Joé, Pepino' --refunfuño el Traidor-- '¿y qué dice el periódico?'

'Algo de Irak', contestó Pepino.

'Eso me vale, leches, que lo tengo que hacer yo todo' --balbuceó ZP, casi más para si mismo-- '¿ves por qué yo soy el jefe y tu no?'

Y tras la agotadora conversación, volvió a recostar la cabeza para dormir plácidamente gracias al aire que le daba en la cara.

Hat Tip: American Inventor Spot

11 comentarios:

CRHoy dijo...

Enhorabuena Cerrajero, lo has podido decir más alto pero no más claro. Lo de sacarse de la chistera la guerra de Irak era lo único que les quedaba para flashear al estilo Matrix a toda esa sociedad aborregada de centro-izquierda que se les estaba despertando con la excarcelación de De Juana.

Repetir conmigo progres: El malo es el PP, y el diablo Aznar...Repetirlo una vez más que parece que no os queda claro. Que asco dan!Arggg

Ignacio dijo...

Acabarás echando de menos a toda esta gentuza, los conoces ya demasiado

Legionarius dijo...

LOs socialistas y demás chusma de izquierda no hacen otra cosa que repetir una y otra vez lo que ya les dió resultado en el pasado. Pero, gracias a Dios la gente está aprendiendo de tanta reptición, y se está cuestionando si hicieron bien en poner a semejantes majaderos en el poder.

Un saludo español

marco atilio dijo...

Señor... ¿en que manos estamos?, ¿la gento no se da cuenta que esta gentuza nos lleva al caos?.

Un saludo.
www.marcoatilio.com

Javier dijo...

Cerrajero: pongo el comentario en verso porque sé que te gusta y además, hay que promocionar la poesía.

Al techo de la carreta
se subieron los muy tunos
y por subirse tan alto
el centro de gravedad
también se elevó lo suyo.

Perdió la estabilidad,
la carreta se volcó,
los pasajeros cayeron
y en pie no quedó ninguno
porque los accidentados
se fueron a hacer puñetas
todos juntos, uno a uno.

Sin perder la compostura,
¡mira si serán tozudos!,
se miraron a los ojos
y dijeron desde el suelo:
cogeremos nuevos humos
qué en España sólo hay parvos
y, -qué quede entre nosotros-,
además de parvos, burros.

Pepiño cogió la gjaita
y en hinchando la pelleja,
después de soplarle mucho,
se salió por Rianxeiras
que, la verdad, molan mucho,
y bailaron la muiñeira
entre palmas y aturuxos.

Rubalcaba sonreía
y se olvidaba del susto
que, al caer de la carreta
fue más que susto: disgusto.

ZP se complacía
y se estudiaba el discurso
que tenía preparado
por el morro y con mal gusto
para seguir engañando
al español de la calle
que, por tener buena fe,
seguía siendo un iluso.

De los demás, mejor callo,
no quiero pecar de intruso
ellos sabrán porqué coño
se dejaron engañar,
para mi son como kleenex,
como clines de tirar,
pañuelos de un sólo uso.

Un abrazo y ZP al carajo.

El Cerrajero dijo...

# CRHoy, para ser como son, hay que ver que fe tienen los del P$o€ en su líder.

# Ignacio, los echaré de menos, igual que ahora los echo de más (Kiko Veneno dixit).

# Legionarius, ojalá los borregos vayan despertando

# Marco Atilio, en las manos que estamos son unas manos muy grandes, grandes de llevarse el dinero público a palas. Grandes y manchadas de muchas cosas...

# Javier, te hago doble reverencia con tirabuzón xD

Juan dijo...

Con las manifas y las encuestas:

¡ío,ío,ío, zapatero está jodío!

¡hala,hala,hala, zapatero ya no habla, zapatero sólo bala!

¡ero,ero,ero, de juana y zapatero, cero patatero!

Desde aquí te digo zETApé:
Tu y los tuyos comereís en las manos del pepé.

Nicholas Van Orton dijo...

CERRAJERO:

El invento es tan ingenioso como inútil; ya verás: Si ése es el maletín de Pepino Blanco, todo lo que "deposite" en él se lo lleva luego a casa. Curioso, muy curioso. ¿Será la costumbre del PSOE "mover la mierda"? Creo que sí.
Saludos.

Javier Ayanotna dijo...

Un gran artículo, Cerrajero. Creo que se va notando en el ambiente el próximo fin de toda esta ralea demagógica.

Interruptor dijo...

Calla, calla, que cualquier día, faltos de cortinas y de humos, deciden hacer mucho humo incendiando España entera, y así después, cual nerones, admirar desde su balcón la conversión en cenizas y deleitarse imaginando su reconstrucción como un perfecto lugar de paz y armonía donde los terroristas correteen entre las florecillas abonadas con su propia mierda (de ahí que estén tan hermosas) mientras los republicanos aprenden a apreciar el hermoso color del pendón de castilla, el ¡¡¡morado!!!

¡Ufff! ¡Qué miedo me dan!

LUIS AMÉZAGA dijo...

Pepiño sabe que aquí acaba su trayectoria y su carrera, y sin duda lo está dando todo.