21 febrero 2006

El presidente enfermo


Llevo ya un tiempo dándole vueltas a la idea de iniciar una campaña de recogida de fondos para subvencionarle un psiquiatra al presidente Rodríguez.

Cada día constato que el también conocido por Zapatero el Traidor vive en un mundo que está más allá de cualquier realidad constatable. Vive en esa suerte de matrix que se ha ido contruyendo y a la que nos quiere transportar a todos.

Si, llevo un tiempo pensando en la necesidad de que hagamos un esfuerzo por pagarle un buen psiquiatra al presidente desleal. Que digo buen, el mejor que exista, no debemos escatimar esfuerzos ni presupuesto en tratar de curar lo incurable.

Tragos amargos innecesarios y gratuitos --así es Rodríguez-- como el que tuvo que padecer la madre de Irene Villa me confirman que cada día que retrasemos el inicio del tratamiento con el loquero será peor para todos.

La situación que "dejó de piedra" a la madre de Irene Villa --según sus propias palabras-- nos la cuentan en La Razón: María Jesús González, madre de Irene Villa, le comentó a Zapatero que su hija le sigue haciendo la misma pregunta que le hizo cuando, con doce años, ETA atentó contra ellas: "¿Por qué nos ha pasado ésto?" La respuesta del presidente ausente fué de flipar: "También mataron a mi abuelo".

Coño, ZP, ¿cómo se te ocurre comparar una guerra --además de hace setenta años-- con los crímenes de los etarratas? ¿Y tú eres el que nos pide fe y confianza en tus actos?

2 comentarios:

pink_panther dijo...

El Cerrajero: te he enlazado a mi blog :);

Saludines

El Cerrajero dijo...

Ya he incluído también tu bitácora en la resistencia.

¡A por ellos! ^_^