31 marzo 2007

La explicación definitiva de la existencia de antifranquistas

De los insultos habituales de parte de la giliprogresía que llegan dirigidos a este vuestro humilde manufacturador de llaves, hay uno que me produce especial risa.

Se trata de la palabra 'franquista', lanzada así, como si fuera una granada de mano.

¡Toma ya! que imaginación llamarme eso, a mí, que ni siquiera 'franqueo' las cartas puesto que sólo uso correo electrónico xD

Resulta digno de análisis que los que intentan insultar así son los personajes que más se han enriquecido y aprovechado --o sus padres, que para el caso...-- de Franco: desde Don Polancone al asesino de la diETA la lista es demasiado extensa para ponerla aquí.

Seguramente en la página dedicada a 'trucos caseros' del 'manual de guerra' del P$o€, venga el consejo de que así se limpia la mancha de haber colaborado con esa dictadura que duró 40 años.

Si ellos se lo creen, ya sabéis que se convierte automáticamente en verdad oficial y como tal se reescribe convenientemente la Historia.

En estos días --¿dónde estabas entonces, cuándo tanto te necesité? como dice la canción-- estamos viendo que muchos se apuntan a la 'moda antifranquista' --esa que consigue que los caballos de bronce leviten en su pedestal cuando pasa por delante un genocida como Carrillo-- y acertadamente Caín nos revela hoy el misterio desde las páginas de 'La Razón':

Pulsa la imagen para ampliar

14 comentarios:

Ignacio dijo...

Aqui todos eran antifranquistas, estuvieron en PAris en mayo del 68, y si hubiera sido por ellos..........

DIVINO FRACASO dijo...

Chapó para el Cerrjero y el dibujante

Argonaut dijo...

Me solidarizo contigo, porque yo también soy franquista. Cuando murió tenía catorce años, así que algo me toca del terrible pecado. Aunque es cierto que a esa edad uno está en otras cosas, puedes preguntar a los directores espirituales de aquéllos que te lo dicen, que saben mucho más del asunto.
En cualquier caso, en la etiqueta de franquista entra cualquiera que no mole. En el erial educativo que ahora mismo es Expaña, lo mismo podrían llamarnos canovistas, visigodos o herradores; cualquier cosa que no tenga ninguna relación con el Frente Popular, único periodo de la historia de Expaña que dura desde el principio de los tiempos y durará hasta su final.

Javier dijo...

Mi respeto para todos aquellos disidentes internos que, a pecho descubierto, muestran de forma incruenta sus inquietudes estén bajo el régimen que estén. Prefiero su compañia a la de los tibios. Conozco a gente de esa clase como, supongo, conocemos todos y no son de fiar.

Un abrazo y ZP al carajo.

Alejandro y Juan dijo...

Nosotros también somos peligrisísimos franquistas nacidos en el 83, ¿quién da más?

Hay una frase popular que dice: Contra franco se vivía mejor

blinduloj dijo...

Yo prefiero decir que soy anticaudillo,o lo que es lo mismo, antiZP.

TAZ dijo...

Como bien dices, ¿dónde estaban todos esos en la época de Franco?. Muchos colaborando o escondidos en su casa. Precisamente a muchos de los que llaman franquistas, estaban combatiendo activamente contra el dictador.
Dime de lo que presumes....

phestar dijo...

Muy buena la viñeta, me la guardo. Por lo demás, de acuerdo contigo, un saludo.

Duende Crítico dijo...

Pues yo seguiré siendo antifranquista de por vida. Lo tengo más claro que el agua: ser antifranquista no es sólo rechazar en el momento el franquismo, sino analizarlo y ver que fue un regimen que nos quitó las libertades.

Saludos.

El Cerrajero dijo...

# Duendecrítico, no se trata de estar a favor o en contra de Franco, lo que estoy comentando es que todo el que 'atente' contra las sacrosantas consignas del P$o€ automáticamente es tildado de 'franquista'.

García dijo...

En época de Franco, yo nunca tuve conciencia de las ideas de franquismo o antifranquismo. Tampoco mis familiares y amigos (todos gente corriente, sin relación con el régimen), algunos de los cuales habían militado en la guerra en bandos distintos por razón de ubicación, no de ideas, se manifestaban nada en concreto. Al igual que ahora, la gente luchaba por tirar adelante y procurar que sus hijos vivieran mejor que ellos.
Tampoco estábamos obsesionados con la idea de libertad, ni nos sentíamos oprimidos. Vivíamos lo mejor que podíamos. Y eso es todo.
Además, he estado estos días comparando himnos de forma aséptica, sin tomar partido, sin mirar a quién representan. Y, a riesgo de que me llamen facha, que no creo serlo, veo mucho más pacífico y limpio el "Cara al Sol" que "La Internacional" (esta, en su versión francesa sobre todo) o "La Marsellesa". Eso de "qu'un sang impur abreuve nos sillons" me parece muy bestia. ¡Y es el himno nacional francés, oigan!.
Saludos cordiales.

Juan dijo...

Pues yo soy franquista y me trae al pairo lo que digan los anti.

He vivido 35 años bajo el régimen de Franco y no he necesitado más libertad que la que tenía.

Ninguna autoridad me ha puesto la mano encima en todos esos años.

Cuando iba al colegio de las Escuelas Pías, diariamente, antes de entrar en clase, teníamos que oir misa y hoy no soy ningún meapilas. Soy cristiano pero no católico.

Lo que leía en la prensa era todo lo que me interesaba y no necesitaba leer o escuchar lo que las moscas cojoneras escribian o hablaban.

Toda la mala baba que destilan los que se llaman, ahora que está muerto, antifranquistas es porque no le perdonarán (a Franco) que se muriese de viejo y sin que los antifranquistas le hubieran dado el menor susto.

Ah!, y si hoy tenemos una monarquía parlamentaria basada en la democracia, es gracias a, atentos: ¡A FRANCO!. Que no se os olvide.

Antes erais moscas cojoneras y ahora sois avispas cojoneras, pero ya vendrán las rebajas en forma de urnas.

García dijo...

Totalmente de acuerdo con Juan con la descripción de la época de Franco.

Legionarius dijo...

Que me llamen franquista no es un insulto, Pues como el General Franco yo daría la vida por mi país, cosa que no todo el mundo puede decir.

¿Alguien se cree que tenemos hoy en día libertad?

Un saludo español