27 diciembre 2007

Arturo en estado puro

Me han enviado por email el siguiente artículo de Arturo Pérez-Reverte y, como creo que es un señor enrollado y le molará que demos publicidad a sus palabras --Arturo, si no es así sólo tienes que decirlo y lo quito-- lo pongo en este vuestro blog.

Las negritas son mías y, por lo demás, creo que muchos firmamos estas palabras:

Cuadrilla de golfos apandadores, unos y otros. Refraneros casticistas analfabetos de la derecha. Demagogos iletrados de la izquierda. Presidente de este Gobierno. Ex presidente del otro. Jefe de la patética oposición. Secretarios generales de partidos nacionales o de partidos autonómicos. Ministros y ex ministros --aquí matizaré ministros y ministras-- de Educación y Cultura. Consejeros varios. Etcétera. No quiero que acabe el mes sin mentaros --el tuteo es deliberado-- a la madre. Y me refiero a la madre de todos cuantos habéis tenido en vuestras manos infames la enseñanza pública en los últimos veinte o treinta años. De cuantos hacéis posible que este autocomplaciente país de mierda sea un país de más mierda todavía. De vosotros, torpes irresponsables, que extirpasteis de las aulas el latín, el griego, la Historia, la Literatura, la Geografía, el análisis inteligente, la capacidad de leer y por tanto de comprender el mundo, ciencias incluidas. De quienes, por incompetencia y desvergüenza, sois culpables de que España figure entre los países más incultos de Europa, nuestros jóvenes carezcan de comprensión lectora, los colegios privados se distancien cada vez más de los públicos en calidad de enseñanza, y los alumnos estén por debajo de la media en todas las materias evaluadas.

Pero lo peor no es eso. Lo que me hace hervir la sangre es vuestra arrogante impunidad, vuestra ausencia de autocrítica y vuestra cateta contumacia. Aquí, como de costumbre, nadie asume la culpa de nada. Hace menos de un mes, al publicarse los desoladores datos del informe Pisa 2006, a los meapilas del Pepé les faltó tiempo para echar la culpa de todo a la Logse de Maravall y Solana --que, es cierto, deberían ser ahorcados tras un juicio de Nuremberg cultural--, pasando por alto que durante dos legislaturas, o sea, ocho años de posterior gobierno, el amigo Ansar y sus secuaces se estuvieron tocando literalmente la flor en materia de Educación, destrozando la enseñanza pública en beneficio de la privada y permitiendo, a cambio de pasteleo electoral, que cada cacique de pueblo hiciera su negocio en diecisiete sistemas educativos distintos, ajenos unos a otros, con efectos devastadores en el País Vasco y Cataluña. Y en cuanto al Pesoe que ahora nos conduce a la Arcadia feliz, ahí están las reacciones oficiales, con una consejera de Educación de la Junta de Andalucía, por ejemplo, que tras veinte años de gobierno ininterrumpido en su feudo, donde la cultura roza el subdesarrollo, tiene la desfachatez de cargarle el muerto al "retraso histórico". O una ministra de Educación, la señora Cabrera, capaz de afirmar impávida que los datos están fuera de contexto, que los alumnos españoles funcionan de maravilla, que "el sistema educativo español no sólo lo hace bien, sino que lo hace muy bien" y que éste no ha fracasado porque "es capaz de responder a los retos que tiene la sociedad", entre ellos el de que "los jóvenes tienen su propio lenguaje: el chat y el sms". Con dos cojones.

Pero lo mejor ha sido lo tuyo, presidente --recuérdame que te lo comente la próxima vez que vayas a hacerte una foto a la Real Academia Española--. Deslumbrante, lo juro, eso de que "lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padres", aunque tampoco estuvo mal lo de "hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que tenemos". Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo, vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres felizmente formados por tus ministros y ministras, tus Loes, tus educaciones para la ciudadanía, tu género y génera, tus pedagogos cantamañanas, tu falta de autoridad en las aulas, tu igualitarismo escolar en la mediocridad y falta de incentivo al esfuerzo, tus universitarios apáticos y tus alumnos de cuatro suspensos y tira p’alante. Pues la culpa de que ahora la cosa ande chunga, la causa de tanto disparate, descoordinación, confusión y agrafía, no la tenéis los políticos culturalmente planos. Niet. La tiene el bajo rendimiento educativo de Ortega y Gasset, Unamuno, Cajal, Menéndez Pidal, Manuel Seco, Julián Marías o Gregorio Salvador, o el de la gente que estudió bajo el franquismo: Juan Marsé, Muñoz Molina, Carmen Iglesias, José Manuel Sánchez Ron, Ignacio Bosque, Margarita Salas, Luis Mateo Díez, Álvaro Pombo, Francisco Rico y algunos otros analfabetos, padres o no, entre los que generacionalmente me incluyo.

Qué miedo me dais algunos, rediós. En serio. Cuánto más peligro tiene un imbécil que un malvado.

Arturo Pérez-Reverte

P.D. Don Arturo: aplauso y ovación de parte de este su fiel Cerrajero.

15 comentarios:

Caballero ZP dijo...

Arturo nos vemos en la cárcel, si al PSOE no le ha gustado lo que yo digo, no te cuento lo tuyo, Viva la Resistencia.

Calandria dijo...

Estimado Cerrajero:
Mil gracias por incluir el artículo de Arturo y compartirlo con todos. Me uno al aplauso y voto por la celebración de un nuevo juicio de Nuremberg cultural, con ahorcamientos varios incluidos.
Saludos

Daniel dijo...

Yo también soy fan confeso de Pérez-Reverte: Sus libros me gustan pero sus columnas en el Semanal son religión para mí.

Javier dijo...

Hubo un tiempo, hace ya muchos años, en que, los bachilleres, estudiaban en las bibliotecas públicas porque las familias tenían pocos medios para comprar libros y material escolar en general. Los mismos libros pasaron por diferentes manos durante generaciones. De aquellas bibliotecas salieron médicos, abogados, notarios, etc., gente trabajadora y culta en general. La situación de ahora, por lo que se ve, es mejor. Los libros de un año no sirven para el siguiente, parece ser que se evoluciona muy deprisa y los conocimientos pasan a ser caducos sin que los estudiantes hayan tenido tiempo a asimilarlos. Eso sí, gracias a la educación recibida por nuestros hijos hemos aprendido a mandar todo y a todos “¡a la mierda!”, tal como Fernando Fernán Gómez lo hiciera en su momento. Pues eso, Señores licenciados en Cortes Generales: “¡a la mierda!”. Por mí parte pueden irse a la mierda, sentados en sus "escoños", todos.

Un abrazo y ZETA ZETA al carajo, con la esperanza de que el próximo gobierno corrija, de una vez por todas, tanta desfeita.

Caco dijo...

Cada día me cae mejor. Falta lo mejor, el título. Creo que era algo como: Perdonadme que os tutee, imbéciles ( o algo así).
Fomentando el analfabetismo, castrando la libertad de acción de maestros y protegiendo a chulos de aula... ¿ Qué esperamos obtener de las generaciones actuales ?
¡¡ El 23% de los profesores estarán de baja por motivos psicológicos !!
Las patologías de origen psiquiátrico son la causa directa del 12,2 por ciento de las bajas laborales de los profesionales de la enseñanza. A este índice, se han de sumar los casos con sintomatología asociada a este tipo de dolencias, lo que alza la cifra hasta el 23,4.

Peggy dijo...

Una es que es adicta y una Revertiana convencida

Pere dijo...

Viva la resistencia!!
Sobresaliente! Has hecho bien Cerrajero en publicarlo!

Pere dijo...

Te he copiado la entrada, espero que no te importe.

Aguador dijo...

Amigo Caballero ZP:

A mi parecer, tu caso es la deprimente comprobación de aquello que se suele decir en los entierros de "no somos nadie". Quiero decir que tratar de acallar a un "mindundi" (y lo digo muy entre comillas, ¿eh?) no es más difícil que apartar una cagada de mosca en la ventana de un despacho oficial.

En cambio, si quieren acallar a Pérez Reverte la cosa cambia. A los zapateristas (los socialistas de verdad van abandonando el PSOE) les enferma el tema de la visibilidad y no podrían "cargarse a Pérez Reverte" sin ser vistos y que hasta el más tonto adquiriera la convicción de que quienes nos gobiernan no son sino una panda de autoritarios, sectarios y granujas.

Esta constatación, no obstante, no debe deprimirnos. Debe darnos alas porque cada uno, cada "miembro de la Resistencia" (si es que se puede llamar así a este movimiento espontáneo) hace lo que en conciencia debe hacer. Y tratando de herirte a tí, lo que han conseguido los zapateristas es que los demás redoblemos el esfuerzo por echarles de sus poltronas.

Así que si en la cárcel te ves, nosotros acabaremos yendo contigo. Fijo que sí.

¡ÁNIMO!

Saludos,
Aguador

Fin de los Tiempos dijo...

CaballeroZP, nos turnaremos para llevarles bocadillos y libros :D

Valea dijo...

Cerrajero, grande, ¡enorme Arturo!

Verdades como puños. Y sí, qué peligro tienen los tontos, máxime si además -como es el caso- son malos

Schwan dijo...

Es genial, siempre me ha gustado, pero éste artículo es superior.

Y al hilo de esos niños que se hundirán en la más absoluta ineducación, os animo a que echéis un vistazo a este otro artículo suyo, que me pareció igualmente genial.

J. F. Sebastian dijo...

Se puede decir más alto. Podría componer el comité de sabios-expertos pero no se lo pedirán, y tampoco creo que Arturo aceptara...

Edip dijo...

Es gravísimo lo que ocurre con la educación. Pero debemos tener en cuenta que no es en España sólo.

En Estados Unidos, en Inglaterra, en Francia, han tenido el mismo mal rollo. Todo Occidente padece una enfermedad política y cultural parecida. Deberíamos investigar las causas comunes.

Los diferentes partidos políticos, líderes e intelectuales sólo han demostrado su incapacidad para afrontar el problema. El problema no es de su inciativa: es una enfermedad social que ignoran y no afrontan, o bien afrontan torpemente (PP).

Nuestra asociación considera que el fallo más importante que impide hallar la solución es el desprecio por el derecho, sobre todo por el derecho de nosotros mismos. Que es una manera de concretar el desprecio por la verdad y por la razón.

Podéis ver detalles sobre el problema de fondo en nuestros webs,
http://edipo.info
No atacamos partidos ni ideologías concretas porque consideramos que esta incapacidad es de TODOS.

pcbcarp dijo...

Estimado cerrajero, afortunadamente, es posible que se libre Vd. de tener que recurrir a los blogueros para pagar la fianza porque el amigo Arturo es Excmo. Sr., como académico, y no quedaría bien meterse con él.

Es así. Punto. La decencia no es cosa de rojos o fachas. Por cierto, gracias por la visita.