04 abril 2007

¿Exceso en las ganas de informar o nuevo chivatazo?

Las últimas actuaciones contra los etarratas han sido, en realidad, un fiasco puesto que la Guardia Civil había hecho un magnífico trabajo previo para detener a unas 40 'personas' y finalmente sólo pudieron detener a unas 10 y todo porque una [aparente] filtración permitió a muchos etarras eludir el golpe al comando Donosti.

A estas alturas pocos creemos en casualidades y somos muchos los que pensamos que ha sido en realidad una renovada versión del ya triste chivatazo a los asesinos, el cuál parece que se está convirtiendo en una costumbre del P$o€. Total, para eso están los camaradas.

Mientras, Rodríguez el Traidor --como si fuera un colegial-- se ha ido de vacaciones de lujo toda la Semana Santa --desde el viernes pasado-- y no ha dicho nada sobre las detenciones, posiblemente porque le molesta que se incomode a sus amiguetes de la pazzzzz.

ZP no quiere que se detengan etarras

Pulsa la viñeta para ampliar


Viñeta: Montoro en La Razón (03-04-07).

4 comentarios:

Elentir dijo...

Me niego a creer que haya sido un exceso de ganas de informar. Estamos ante uno de los gobiernos más opacos de la democracia, que no contesta a las preguntas que se le hacen en el Parlamento (y si lo hacen contestan con insultos), y que no rinde cuentas a los ciudadanos por nada.

Esto apesta a nuevo chivatazo.

Javier dijo...

Esto apesta a lo que tiene que apestar, total, sacamos al muerto de la "urna" un 14 M de hace tres años. Disfrutad la Pascua al margen de las pascuas que nos hace el (des)gobierno cada día.

Un abrazo y ZP al carajo.

Mars Upial dijo...

Pues yo iba a decir algo parecido a lo que escribe javier. Aquí algo huele demasiado mal... pero mientras, ETA indulta al PSOE. ¿Qué objetivos le quedan a la banda terrorista? Si alguien conoce alguno más que el PP (y UPN) o las fuerzas de seguridad, que lo diga. Y no vale eso de que "víctimas somos todos".

Un abrazo.

TAZ dijo...

Con este Gobierno piensa mal y acertarás. Es el más sectario conocido, no sólo en España, sino en toda la historia de la democracia del mundo civilizado